Bolsa de Productos: internet al servicio del factoring

Decidirse por ser independiente y empezar un negocio es uno de los desafíos más complejos. Entre los trámites, las nuevas responsabilidades, el intenso trabajo, entre otras situaciones, muchos deciden arrojar la toalla antes de tiempo y abandonan su proyecto de negocios. Nadie dijo que era fácil convertirse en un emprendedor, pero siempre hay un “Plan B” cuando los negocios no van bien.

Por lo general, muchos emprendedores se ven enfrentados durante los primeros años a lidiar con la escasa liquidez, lo que es un gran problema cuando hay cuentas y sueldos que pagar. El escenario que se presenta es siempre el mismo: ir a los bancos a pedir un crédito que resulta interminable de pagar o, en el peor de los casos, terminada rechazada la solicitud si se trata de un emprendimiento de pocos años.

Entonces, cabe preguntarse, ¿hay otras facilidades para los emprendedores que recién comienzan o presentan dificultades económicas? La respuesta es sí y está en internet. Ante este escenario y como una forma de impulsar la inversión nace Bolsa de Productos, una alternativa al factoring, similar a la Bolsa de Comercio, pero que transa productos.

Su principal misión es entregar a sus miembros un lugar para que realicen transacciones de productos físicos como trigo, maíz, ganado, derivados de estos productos y además facturas. Este último aspecto es el más desarrollado por Bolsa de Productos, ya que ha significado una verdadera ayuda para quienes buscan desarrollar un negocio, puesto que es un servicio transparente, competitivo y principalmente seguro, sin mayores trámites pues toda la información se encuentra en su sitio web.

Lo positivo de este mecanismo es que no implica la entrega de garantías o deudas, puesto que se trata de la venta de un activo, es decir, la Bolsa de Productos entrega las herramientas necesarias para adquirir bienes capitales a través de pactos de recompra (repos), sin necesidad de un aval. El único requisito es tener facturas que cumplan con todos los requisitos legales y que posean mérito ejecutivo

Como se puede observar, se trata de un servicio que facilita el financiamiento del emprendedor a través del mercado de facturas o factoring, una forma de obtener liquidez de forma fácil y rápida, ya que además de obtener el dinero anticipado de la factura, Bolsa de Productos se encarga de realizar los trámites necesarios y, lo mejor, con una de las tasas de interés más bajas del mercado. Además, todo esto se realiza desde un escritorio con conexión a internet.

¿Cómo funciona este sistema?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que en Bolsa de Productos garantiza transparencia en el proceso ya que toda la información está online. Luego, el interesado cede la factura al corredor quien la remata para que el tercer inversionista la adquiera, descontando un monto y permitiéndole contar con liquidez. Un cuarto actor en este proceso es el pagador final de la factura, que ya no tendrá pendientes con el cliente, sino con quien sea el nuevo propietario de la factura.

Sin duda alguna, se trata de una interesante fórmula que garantiza rapidez y efectividad a la hora de conseguir el capital necesario para cualquier empresario que se ve abrumado por las deudas. Además de su eficiencia, Bolsa de Productos no pide mayores requisitos, solamente que sus activos tengan la validez, es decir, que las facturas cuenten con mérito ejecutivo y confirmación de fecha de pago por parte del pagador de la factura. Por otra parte, todo este proceso es regulado por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) gracias a la ley de factoring.

Ahora quienes están en una situación financiera crítica pueden contar con más opciones para conseguir el capital que requiere su emprendimiento gracias a internet y Bolsa de Productos.

 

 

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *