El mundo BitCoin: ¿cómo se logra ser virtualmente rico?

Al alero de la necesidad, la economía promedio de los ciudadanos del mundo ha de verse tentada por opciones fuera de lo tradicional que, en apariencia, se muestran lucrativas. Sin embargo, a pesar de que suena algo tenebroso al decirlo de esa manera, actualmente existe un sistema económico paralelo en el que probar suerte cuando la mano se viene mala.

El ya conocido BitCoin, es el nombre de la moneda virtual que ha surgido desde internet como medio de intercambio, en reemplazo del dinero, y que funciona como una criptodivisa de enorme utilidad en el mundo cibernético. Tanto es así, que ha logrado posicionarse en la web con enorme éxito, tanto para compradores como para las grandes tiendas.

Si bien, casi todo el dinero que existe en el mundo es virtual (aunque ese tema sea harina de otro costal), el BitCoin innova al prescindir de la deuda como forma de autosustento y al basar su existencia en la confianza, dependiendo de la cantidad de operaciones que se haya hecho con el BitCoin. Así, como se lee. Confianza.

¿Cómo puedo usar BitCoins?

En el afán por no rozar espacios polémicos, no haremos juicios respecto al mal uso que se le pueda dar al BitCoin en su calidad de dinero no declarable, pues quien no goce de intenciones blancas siempre tendrá excusa para mancharse las manos. Lo que sí haremos, es explicar cómo, en sencillas palabras, es posible hacerse de una billetera gorda en esta particular divisa.

Para iniciarse en el mundo del dinero digital, lo primero que se necesita, en la vía tradicional, es descargar un programa gratuito llamado “BitCoin Miner”. Allí, es posible crear BitCoins mediante la entrega de cierta cantidad de “trabajo”, pagado según un ratio predecible y limitado. Luego, las monedas creadas son guardadas en la billetera digital de cada usuario, en algo que resultará familiar para cualquier cliente de banco común. Mediante el sistema que rodea a la billetera, puedes transferir BitCoins para comprar lo que necesites y, después, se le agregará una firma virtual a la transferencia, para darle la certificación BitCoin.

¿Qué puedo comprar con BitCoins?

Actualmente, la oferta es ampliamente diversa porque, como era de suponerse, el BitCoin remeció el sistema financiero mundial y cada vez son más las marcas (e incluso bancos) que aceptan esta moneda como forma de pago, a pesar de que también es posible comprar o vender directamente con usuarios BitCoin de cualquier parte del mundo.

Todo esto, permite que esta moneda sea adecuada para comprar videojuegos, regalos de navidad, libros de todo tipo –ya sea en digital o en papel-, entradas a eventos de variada envergadura y hasta, incluso, gorritos para el invierno. Además, existen casas de cambio que intercambian BitCoins por monedas en dinero tradicional de todo el planeta. Así, el usuario BitCoin puede intercambiar sus monedas por dólares, euros, libras y más.

Debido a que no hay cargos ni comisiones involucrados en su uso, el BitCoin es ideal para pequeños emprendedores o personas naturales que necesitan recibir publicidad para promover sus productos o servicios, teniendo con ello, además, el acceso al mundo BitCoin y sus ventajosas virtudes.

Para una moneda cuyo sustento es la confianza, lo que resta en su empleo es el ingenio del usuario y el interés que ponga en su desempeño. Dicho eso, cabe la posibilidad de tener una performance tan cuidada en la moneda digital que la adquisición de bienes sea la manera de adquirir mercancías que luego serían cambiadas por dinero real o, si se quiere, la posibilidad de que el BitCoin sea el apoyo necesario para iniciar una escalada económica favorable que desemboque en la fortuna y lluvia de millones.

Pero claro. Pongamos los pies sobre la tierra.

Interesante sistema es el BitCoin.

Compartir: