Un museo en oferta para coleccionistas

03 Recibí impromptu un mensaje de parte de un conocido hace unos días. Preocupado le dije que sí, casi como acto reflejo. Nos juntamos; al final no era nada malo, ganas de salir de su casa un sábado, no más. Fuimos a comprar un botellón y nos fuimos a ponernos al día. Pasamos por muchos temas…