12 piezas del auto que debes sustituir periódicamente

Compartir

A menos que vivas en el centro de una ciudad con buen transporte público, necesitas un auto para desplazarte por el trabajo, la escuela y la vida. Comprar un auto nuevo es difícil, ya que quieres asegurarte de que el que conduces dure lo máximo posible y detener los problemas antes de que empiecen. 

Por muy cuidadoso que seas, con el tiempo habrá que buscar repuestos para tu auto. Aquí están los que más probablemente tendrás que reemplazar. 

Alternador

Un alternador es lo que mantiene la batería de tu auto cargada, y envía energía a tu sistema eléctrico. Puede fallar después de cinco o seis años de conducción, pero por otro lado, también es a menudo mal diagnosticado como la fuente del problema de tu auto, por lo que es mejor que tu mecánico lo pruebe antes de reemplazarlo, para asegurarse de que realmente está causando problemas.

Filtro de aire

El filtro de aire de tu auto está ahí para mantener la suciedad fuera de tu motor, por lo que se mantiene funcionando eficientemente más tiempo. Como está hecho de papel hay que cambiarlo con regularidad, pero la frecuencia varía en función de lo polvorienta que sea la zona en la que vives. Cambiarlo una vez al año si vives en un lugar polvoriento parece ser la norma. 

Batería

Sin batería, nada en tu auto funciona y te quedarás tirado en algún sitio cuando se muera (aunque, si eso ocurre, otro auto puede darte carga con cables de puente, que deberías utilizar para ir directamente a un taller). 

Dependiendo de cómo conduzcas y si te acuerdas de dejar las luces apagadas, tu batería debería durar entre tres y cinco años, a menos que vivas en un lugar muy caluroso. Sabrás que es hora de cambiarla cuando empiece a tardar más de lo normal en arrancar tu auto.

Pastillas de freno

Uno de los elementos más importantes a la hora de hablar del mantenimiento del auto son pastillas de freno. Cada vez que las usas se desgastan un poco más, por lo que tarde o temprano habrá que cambiarlas. 

Necesitarás nuevas pastillas de freno cada tres o cinco años, a menos de que tengas un vehículo grande y pesado, o si vives en la ciudad, ya que el tráfico urbano hará que utilices los frenos con más frecuencia. Sabrás que realmente necesitas sustituir las pastillas de freno cuando oigas el chirrido del metal desnudo al frenar.

Correa de distribución

La correa de distribución es una parte esencial de tu motor, y si se rompe, el motor podría terminar con daños importantes. Por eso debes asegurarte de sustituirla cada ocho años. Es mucho tiempo entre cambios, pero es especialmente importante. Consulta el manual de tu vehículo; si tu motor tiene una cadena de distribución en lugar de una correa, no será necesario cambiarla.

Bomba de combustible

La bomba de combustible mueve la gasolina desde el depósito hasta el motor, por lo que está en constante funcionamiento. Aparte del desgaste normal, también puede dañarse por el óxido o la suciedad en el depósito de combustible. Sin gasolina, tu auto no funcionará, así que tienes que asegurarte de que funciona. 

Una cosa que puedes hacer para evitar que se dañe es no conducir cuando el depósito está casi vacío y, en cambio, llenarlo antes. Muchos de ellos duran la vida útil de tu auto si cumples esta regla.

Bomba de agua

La bomba de agua tiene la función de hacer circular el refrigerante por el motor para evitar que se sobrecaliente. Es otra pieza del auto que, si tienes suerte, durará toda la vida útil de tu vehículo, pero también podría ser necesario sustituirla cada seis u ocho años, especialmente si empieza a tener fugas.

Luces

Necesitas que los intermitentes parpadeen y que las luces delanteras brillen por la noche. Ambos funcionan con ampolletas bastante estándar, que acabarán quemándose, normalmente cada 1.000 horas de funcionamiento, o entre cinco y siete años, dependiendo de la cantidad de conducción nocturna que hagas. 

Aceite

Todos los autos necesitan que se les cambie el aceite con regularidad, y la mayoría de los talleres pondrán una pegatina en el parabrisas para recordarte cuándo tienes que hacer el próximo cambio, que suele ser cada tres o seis meses. 

El aceite es necesario para mantener el motor lubricado y para absorber el exceso de polvo y suciedad. Aquí hay un consejo importante: si tu auto empieza a avisarte de que tu aceite necesita un cambio, tienes que cambiarlo ahora mismo, o se dañará, ya que esa luz del panel es el último aviso que recibes.  

Bujías de encendido

Las bujías generan literalmente la chispa que inicia las “mini explosiones” de combustible que hacen funcionar tu motor. Es importante tener las bujías limpias e intactas para que tu auto funcione de forma óptima. Las que están sucias o dañadas provocan un mal rendimiento de la gasolina, una aceleración lenta y problemas para arrancar el auto. Las bujías modernas duran unos 160.000 km u ocho años, pero si tienes problemas con el auto, debería ser una de las primeras cosas que se revisen.

Neumáticos

Debes mantener los neumáticos inflados y asegurarte de que no se desgasten, para que consumas menos combustible, conduzcas más seguro con lluvia o nieve y evites un reventón. La mayoría de los neumáticos duran 80.000 km, es decir, entre cinco y siete años, y debes tener juegos separados para el verano y el invierno.

Escobillas limpiaparabrisas

Naturalmente, cuando llueve o nieva es necesario tener una visión clara del lugar al que se dirige, por lo que hay que asegurarse de que los limpiaparabrisas están en plena forma. En cuanto veas rayas al usarlos, compra unos nuevos.

Ir arriba