JP Morgan: El desplome del bitcoin no ha tocado suelo

Compartir

El banco de inversión estadounidense JP Morgan compara el ‘crash’ del bitcoin con el colapso de las criptodivisas de 2017

La corrección que está viviendo el bitcoin en las últimas semanas tiene reminiscencias al desplome de las criptodivisas que se produjo en 2017, a juicio de Josh Younger, responsable de estrategias con derivados de tipos de interés de JP Morgan.

En concreto, el bitcoin (la criptodivisa por excelencia) tocó sus máximos el 14 de abril, en los 64.800 dólares y, desde entonces, ha vivido una corrección nada desdeñable del 50%, con una huida del capital a otras criptodivisas de mayor riesgo.

Huida a otras criptodivisas

Es precisamente esta característica diferencial, la rotación desde el bitcoin y el ether a otras monedas digitales menos populares, lo que recuerda a este experto lo ocurrido en 2017 pues entonces también se produjo esta situación, ha escrito Younger en una nota.

Por eso, aunque el movimiento de 2021 ha sido más gradual que el de 2017 -cuando se produjeron cuatro correcciones después de la ruptura del máximo histórico- Younger ve semejanzas entre ambos acontecimientos y advierte de que podrían producirse mayores correcciones.

Esta rotación hacia activos digitales de mayor riesgo, unida a las señales de momentum negativo y a las salidas institucionales “deberían advertir contra cualquier opinión de que ya ha pasado lo peor”, ha escrito Younger, en concreto.

Señales positivas en el mercado de criptodivisas

Con todo, este experto también cree que existen diferencias entre ambos momentos de mercado.

Por ejemplo, en esta ocasión, el mercado no ha sido testigo del caos que se creó por el frenesí de las ICO (ofertas iniciales de monedas) en 2017.

Asimismo, la reciente racha alcista ha estado apoyada por inversores institucionales , lo que ha favorecido un mayor desarrollo y madurez del mercado de las criptodivisas; así como una disponibilidad de apalancamiento más amplia y barata.

JP Morgan cree que el bitcoin recuperará

De este modo, el estratega concluye que las criptodivisas están en medio de una considerable corrección, que es pronto para que haya tocado suelo, pero asevera que el mercado del bitcoin es ahora más resistente que en 2017, lo que constituye una buena señal para pensar en una recuperación.

“Continuamos viendo evidencias de una microestructura resistente en los mercados de criptodivisas: el incremento de la volatilidad parece de alguna manera localizado geográficamente, la profundidad del mercado ha bajado pero no ha disminuido a pesar de estos movimientos, y los precios de los derivados han logrado ajustarse lo suficientemente rápido”, opina Younger.

“Todo esto contradice la opinión de que estamos en medio de un círculo vicioso de caída de precios que se refuerza a sí mismo, un escenario clásico para salir corriendo», añade este experto.

Ir arriba