Sernac alertó diferencias de medidas en prendas de una misma talla

Compartir

Un 58,3% de las empresas oficiadas señalaron no poseer una tabla de equivalencia de sus tallas.

Tras analizar las políticas de tallaje femenino utilizadas por las principales empresas del país, el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) detectó disparidades de medidas para una misma talla y tipo de prenda.

En el caso de los jeans la diferencia alcanza hasta un 24% para la talla «S», entre el promedio y la talla de mayor y menor tamaño

Para realizar este primer diagnóstico, el Sernac ofició a 11 empresas que corresponden a 12 tiendas nacionales del retail que comercializan ropa femenina en el país. 

Se trata de las empresas Corona, Falabella, Family Shop, Fashion’s Park, Hites, Kliper, Surprice, La Polar, Paris, Ripley, Tricot y Zara. Además, se revisaron como referencia 4 plataformas internacionales (Shein, AliExpress, Asos, Wish).

En el caso de los jeans y vestidos, un 33,33% de las empresas indican que dichas prendas cuentan con una información de equivalencias de las tallas; mientras que, para el caso de las poleras, un 41,7% señalan que cuentan con una información o tabla de equivalencias.

Al ser consultadas por la existencia de una tabla de equivalencia de sus tallas, el 58,3% indicó no contar con este antecedente, mientras que el 16,7% indica contar con alguna tabla para cada una de sus marcas. El 25% señala que sólo algunas de sus marcas cuentan con dichas tablas.

Disparidad de medida de una misma talla

Para el caso de los jeans, se encontraron, en promedio, las mayores diferencias. En la medida de cintura para las tallas «S» y «L» se detectaron diferencias de un 23,84% y un 22,96%, respectivamente.

En cuanto a las diferencias entre una talla y otra de jeans, los hallazgos más relevantes se detectaron en las medidas de la cintura y cadera entre las tallas «M» y «L», donde variaba en 8,4 y 7 centímetros respectivamente al aumentar una talla. En tanto que la diferencia de pasar de una talla «S» a una «M» bordea los 4 cm.

En el caso de los vestidos, las diferencias más grandes, en promedio, se encontraron en las tallas «XL», en la medida de pecho (35,56%) y cintura (30,79%). 

En el caso de las poleras, las mayores diferencias se identificaron en el largo y medida del pecho, lo cual puede tener más bien relación con el diseño o estilo de cada prenda. 

En cuanto al manejo de las empresas con respecto a los motivos que generan devoluciones o reclamos con respecto a las tallas, un 75% admite no llevar un registro de cambios, devoluciones o reclamos con respecto a tallas de prendas.

Ir arriba