Un restaurante chileno en medio de las calles de Chicago

Emprendimiento chileno en Chicago
Compartir

Tras años en el mundo del periodismo y una larga pasión por las artes culinarias, el reportero reconvertido en cocinero Pablo Soto y su esposa Julie Morrow-Soto pusieron en marcha el restaurante chileno Don Pablo’s en mayo.

La pareja está dirigiendo temporalmente su negocio desde su casa en lugar de un restaurante, aceptando pedidos online de clientes de la zona. En el sitio web de Don Pablo’s, los clientes pueden pedir una variedad de empanadas, así como otros alimentos chilenos, como los alfajores, que son galletas de corteza rellenas de caramelo.

Soto, que es chileno y ha pasado los últimos 25 años en Estados Unidos, dijo que la pareja esperaba originalmente abrir el restaurante chileno en Evanston. Sin embargo, debido a problemas de ubicación, la pareja tuvo que trasladarse a otro local a ocho kilómetros al sur, en la zona alta de Chicago. Dijo que el plan es abrir el restaurante físico en noviembre.

«Una vez que recibamos los pedidos, cocino y me comunico con mis clientes. Pueden venir a mi casa y recoger (la comida), o la entrego yo mismo», dijo Soto. «Ha sido estupendo porque he podido conocer a mucha gente que no había conocido en mi vida».

Su modelo de negocio

Tras la apertura del restaurante chileno, los servicios de delivery y entrega continuarán, dijo Soto, pero también habrá espacio para que los clientes se sienten a comer.

Morrow-Soto dijo que la historia detrás del nombre «Don Pablo’s» está relacionada con Pablo Neruda, reconocido poeta y político chileno ganador del Premio Nobel de Literatura en 1971.

«La gente puede pensar que es ‘Don Pablo’ porque el nombre de mi marido es Pablo», dijo Morrow-Soto. «Pero hay una historia más larga de cómo establecimos el nombre, y muchos de los elementos del menú están construidos alrededor de Pablo Neruda».

Por ejemplo, una de las empanadas se llama «poeta» y lleva gambas como ingrediente principal. Soto dice que el nombre alude a que Neruda amaba y vivía junto al mar.

Otra empanada se llama «pluma». La empanada está relacionada con ambos significados de la palabra: su relleno de pechuga de pollo está inspirado en la pluma, mientras que la pluma está relacionada con el poeta, dijo Soto.

Además, el logotipo del restaurante chileno presenta un hombre con una pipa de tabaco, cuyo diseño, según Soto, se basa en la imagen de Neruda.

Buena aceptación

Consuelo López, residente en Chicago, dijo que se enteró de la existencia de Don Pablo’s a través de un grupo de Facebook para chilenos que viven en la ciudad. Añadió que desde entonces ha pedido muchas veces a Don Pablo’s.

«La comida es muy buena», dijo López. «Preparan las verdaderas empanadas chilenas, que son más grandes que las de otros países. Además, el servicio es excelente. Es muy fácil pedir y pagar a través de la página web».

Neil Reimer dijo que oyó hablar por primera vez de Don Pablo’s cuando se mudó a Glenview, a ocho millas de Evanston. Vive en la misma manzana que los Sotos, que enviaron unos cuantos alfajores a la familia de Reimer como regalo de bienvenida.

Reimer dijo que una vez pidió tres docenas de alfajores a Don Pablo’s y los llevó a su reunión familiar.

«Todo el mundo clamaba por probar uno, y una vez que le daban un mordisco, clamaban por otro», dijo Reimer. «Son tan ligeros y hojaldrados con una ligera crema de caramelo en el centro».

Ir arriba